domingo, 3 de julio de 2016

El libro de los Baltimore





Título: El libro de los Baltimore
Autor: Joël Dicker
Editorial: Alfaguara
Páginas: 476
Precio: 21.90€


Contraportada: 

   Cuando su primo Woody está a punto de ingresar en prisión, el escritor Marcus Goldman, protagonista de La verdad sobre el caso Harry Quebert, se dirige a Baltimore para pasar con él ese último día de libertad. Ya de regreso, recibe una llamada desesperada de su tío Saul: algo muy grave acaba de suceder. Marcus emprenderá entonces un largo camino para desvelar los secretos de la historia familiar. La fascinación que sintió desde niño por los Goldman-de-Baltimore, que encarnaban el sueño americano, con sus mansiones suntuosas, sus éxitos profesionales y deportivos y sus vacaciones de glamur; la amistad fraternal que le unió a sus primos en un trío inseparable -La Banda de los Goldman-, y la rivalidad por conquistar a Alexandra son puestas bajo la lupa. Mientras el Drama se va perfilando, Marcus se acerca a la verdad que cambió todo para siempre. 

Reseña: 


   El anterior libro del autor, La verdad sobre el caso Harry Quebert, me fascinó por completo. Me pilló en una etapa en la que leía libros de misterio e intriga sin parar y, sin dudar, éste me pareció uno de los mejores entre tantos que cayeron en mis manos. 

    Cuando me topé con la portada de este libro en unos grandes almacenes ni si quiera sabía que había sacado otro libro, así que me emocioné tanto que lo compré sin dudar. 

   Leí una página tras otra sin a penas darme cuenta. Una lectura muy amena y que me enganchó mucho al principio. Cuando me di cuenta iba prácticamente por la mitad del libro y ya imaginaba el final sin problemas. 

    Los personajes me han encantado. Se adentra en cada uno de ellos de tal forma que al final parecen ser amigos de toda la vida, hasta las cosas más sucias que hacen son capaces de entenderse perfectamente en su contexto. Se empatiza a la perfección con ellos. 
Sin embargo esperaba algo más de la historia, algún giro inesperado, un final sorprendente... no sé, tenías otras expectativas. 
Me ha gustado pero no tanto como esperaba.