martes, 27 de junio de 2017

Subrayados Dejarse Flequillo

1:

Tengo un ruido en la cabeza; es una araña. Anda tejiendo un rumor pegajoso y mugriento que envuelve todos mis pensamientos y me susurra, en un idioma inventado para las malas noticias, que estoy muerta. 
Sin dramatismos: no estoy muerta en el sentido irreversible y jodido del término. Mi cuerpo está caliente, y mi incompetente corazón sigue funcionando. Sin embargo, algo no va bien, se me ha parado lo que llaman alma. Habrá sucedido poco a poco, un infarto de ese calibre lo habría notado. 


22:

Me fijé en que Nicolás iba con una chica, eran pareja. Eso despertó mi interés. Desde pequeña ya prefería los juguetes de cualquiera. 


25:

(...) aunque había algo en común, lo que hacía, lo hacían teléfono en mano. A nadie le pasa nada si no se lo cuenta a otro. Nada existe ni importa si otra persona no lo sabe. Puto Gran Hermano. 


28:

He fantaseado mil veces con escenas a lo Nabokov, en una versión más Disney. En realidad he fantaseado con que él fantaseaba. Patético. 


40:

Y en ese precio instante, en los puntos más dispares del planeta había un millón de personas pidiéndole a otro millón de personas que por favor fueran sinceras. Y lo peor es que ninguno lo conseguiría del todo. 


42:

Y escuchaba una canción tras otra porque si buscas donde debes siempre encuentras quien ha expresado lo que sientes mucho mejor de lo que podrías hacerlo nunca tú mismo. Es lo útil del arte. Le pone color a los sentimientos y te ayuda a colocarlos en el lado correcto del cubo de Rubik.


45:

Suspiro. No, no lo entiendo. No puedo comprender esa necesidad de necesitar a alguien. Solo siento algo parecido cuando llega el invierno y hace mucho frío. Entonces te pones esas botas altas sin cremallera y cuando vas a sacártelas, si no tienes ayuda cerca es un calvario. Puedes terminar con una rodilla o un hombro lesionado. Ahí sí que necesitas a una persona a tu lado. Aunque no le voy a decir eso, ya está llorando sin ningún decoro. 

-Entiendo que estás enamorada, pero nacemos con pocas oportunidades de elegir nada. Incluso los amigos están acotados por la escuela, el domicilio... Al menos, dentro de eso, debes acercarte a gente que no te joda la vida. Es lo único que nos queda. 

77:

"No puedo evitar leer una entrevista, me encanta esta actriz, me gusta mucho porque cuando hace falta sale muy fea en las películas. Es un alivio porque incluso cuando eres muy pequeña no te dejan ni llorar tranquila, (que te pones muy fea). Es una putada ser una niña. Le preguntan 'Cual es el trabajo del que estas mas orgullosa?' 'Sin duda,mis hijos'. Me extraña, tiene muchos premios, incluso algún Oscar, pero solo de actriz de reparto. Puede que sea una respuesta correcta de las que conoce todo el mundo.
La respuesta sirve porque me tranquiliza, si al final todo se jode siempre podré tener un hijo, y estar satisfecha con mi vida, tanto como si hubiera ganado un Oscar, uno de actriz de reparto. Puede que sea una ventaja ser mujer. También hay un riesgo de que eso salga mal, la genética puede jugarmela y tener una hija como yo, mis padres preferirían un Oscar."

158:
Hasta hablarle a Nani de Nico estaba tranquila, tenía mi cinturón de castidad. Al contarle todo ese rollo del naufragio me lo he quitado. Y no debería. Tampoco tendría que haber bebido una gota de alcohol, me relaja el cerebro, se me escapan las palabras, las de verdad. Ni una cerveza más, no soy un putón, no quiero ser una estrella del pop, era mentira. 

161:
No sé ser feliz, no he visto cómo se hace. 

189:
-Gracias, supongo. ¿Está todo bien? ¿Necesitas hablar de algo? -me pregunta preocupado. ¿Qué piensa que le he querido decir?

- No entiendo por qué los chicos sois tan vanidosos con los comentarios sobre vuestro físico. Puedes estar tranquilo, solo era un halago, no voy a hablarte de amor ni nada de eso. 

Aunque podría hablarte de odio. Porque odio a todas las chicas de las que te enamorarás, a las que besarás y las que cogerás de la mano. Sobre todo a las chicas que cogerás de la mano, porque cuando cojas a otra yo me habré escapado para siempre.