martes, 9 de mayo de 2017

Fragmento

44

"Te conozco. 
   Sé quien eres. 
    No, no hemos hablado nunca. En realidad no sé tu nombre, pero no me hace falta. 
   Puedo ver más allá de tu piel. Ahí donde guardas todo lo que no cuentas nunca a nadie. 
  Vengo a decirte que todo está bien. Todo está mejor que bien. Puede que ahora no lo parezca, puede que no sea el mejor momento de tu vida, pero puedo asegurarte dos cosas. La primera no es nada halagüeña, pero es muy positiva aunque no lo creas: Éste no es el peor momento de tu vida. Vas a estar mucho peor que ahora mismo. Vas a estar tan mal que te reirás al recordar lo que sientes ahora. ¿Y sabes por qué? Porque aún te queda mucho por vivir, y eso incluye momentos buenos y malos. 

   Lo que me lleva a la segunda cosa: Vas a salir de ésta. Y vas a salir mucho más fuerte, y vas a ser más feliz de lo que has sido jamás. Porque vas a quererte más, a quererte mejor, y a valorar lo que eres capaz de hacer. Y así, pasito a pasito, vas a llegar a una felicidad plena que ahora mismo no te ves consiguiendo. Pero sí, vas a llegar. Y no te creas, seguramente vuelvas a hundirte, pero ya habrás aprendido que se puede volver a salir a flote, y que vivir es una montaña rusa, siempre subiendo y bajando. Al menos, si vives con intensidad. 

   Sé lo que piensas. Y puedo decirte algo: no hay absolutamente nada que no funcione en ti. 
  Todo lo que sientes, por muy diferente que sea, está bien. 
  Quizás sientas y quieras y ames de una manera distinta al resto, y quizás creas que está mal sólo por ser así... Pues no. No está mal. Sólo es diferente. Y créeme, esas diferencias tuyas que tanto odias ahora será lo que más ames después. Porque te definen más tus rarezas que todo aquello en lo que eres igual que el resto. 
Está bien. Todo está bien. 
Ahora no me entiendes, pero pronto sabrás que tengo razón."

Asíntota, Carlos Miguel Cortés