miércoles, 25 de febrero de 2015

Fragmento As de Corazones

24

"No me importó que se fuese. No sentí el más mínimo dolor, ni pena. No sentí nada. Tampoco me afectó el daño que pude causarle al no darle una explicación convincente, un esclarecimiento que arrojase un poco de luz sobre mi engaño, porque le había engañado. Sé que esperaba que lo hiciese, incluso reconozco que lo merecía, pero vivimos demasiado rápido, demasiado. La vida pasa demasiado atropellada como para perder un solo minuto en añorar a nadie, en dar explicaciones o en buscarlas. Al menos para mí. Fiel a mis principios, dejé de echarle en falta en el mismo instante en que deshice la cama y cambié el juego de sábanas al regresar del hospital."